jueves, 22 de noviembre de 2007

LECCIONES DRAMÁTICAS

Estos días hemos estado viendo en clase el tema de las emociones, la inteligencia y la vida afectiva. Siguiendo el guión del libro con el que trabajamos iniciamos una actividad en la que se pedía que debatieran sobre un conjunto de “ideas irracionales que pueden originar o consentir comportamientos violentos”. Las primeras ideas irracionales para someter a debate tenían como protagonista a la mujer y la malintencionada etiqueta que se les sigue poniendo: su inferioridad.
Las primeras intervenciones estuvieron destinadas a dejar claro que esa etiqueta ya no existe, que en nuestra sociedad ya nadie piensa así. Me alegré de lo que dijeron, es un buen síntoma, pero no debemos permitir que nuestro análisis se reduzca a un plano tan corto, y se los advertí.
Por desgracia, seguimos teniendo tantos ejemplos irracionales en la actualidad, que sería una insensatez bajar la guardia porque en nuestro entorno más próximo ya hemos erradicado esa irracionalidad.
En los medios de comunicación están presentes tres ejemplos desalentadores al respecto. El primero llega de Arabia Saudí, donde el Tribunal General ha elevado a 200 latigazos y seis meses de cárcel la condena a una joven de 19 años que en el año 2006 fue raptada y violada por seis hombres. (Leer la noticia)
El segundo ejemplo lo tenemos más cerca. Otro asesino que se cree con derecho sobre la vida de otra persona, es más, que la vida de otra persona le pertenece, y, por tanto, puede decidir en qué momento pone fin a ella. Al mismo tiempo, tenemos que reflexionar y censurar tantos programas denigrantes y nada educativos que siguen poniendo en televisión, y que hurgan y remueven sentimientos que luego no se controlan.
Éste es el vídeo del drama y la vergüenza: la mujer fue asesinada pocos días después de asistir a este “encuentro”. (Aquí se comenta la noticia con algo más de detalle).



Por último, tenemos la indignante “clase magistral” que un imán saudí da en la televisión libanesa, y en la que explica a tres jóvenes varones cómo hay que proceder para pegar a una mujer sin dejarle marcas.



Para relajar y como contrapartida…. la oferta de Amaral


1 comentario:

Eduardo . Pedro dijo...

Tiene usted razón, nuestra actual cultura ha logrado una integración de la mujer en cuanto ser social completo (con deberes y derechos). Pero asi como se ha reconocido a la mujer, nuestra cultura esta resucitando el predominio de los sentidos, olvidado y dejado pendiente desde las sociedades tribales. La cultura escribal ha hecho que los fenómenos afectivos y las percepciones esten reprimidos de cierta manera. Sin embargo, hoy en dia con la decadencia de los libros, del mundo intelectual, los sentidos y su predominio en la tercera ola es el día a día de nuestra cultura. Como si el mundo de los sentidos de platon este tomando venganza.